CAAD

Comunidad de Aventuras Conversacionales y Relatos Interactivos
Fecha actual 18 Nov 2019 11:22

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 164 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 7, 8, 9, 10, 11  Siguiente
Autor Mensaje
NotaPublicado: 07 Nov 2019 21:37 
Desconectado
Archivero
Archivero
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Feb 2018 13:49
Mensajes: 292
Dwalin:

Spoiler: Mostrar
>ex tumba
En la oscuridad, rodeas la caja de piedra, palpándola con tus dedos para hacerte con su forma. Al hacerlo notas que la tapa de piedra no está puesta, sino apartada a un lado, dejando el interior al aire. Uno de los cantos de la caja parece ligeramente húmedo.



>abrir tumba
La tumba ya está abierta. Un escalofrío recorre tu espinazo.

>buscar cable
Sigues el cable con la vista, luego con el pie, y finalmente con la mano, cuando notas que sube por la pared de la tumba y se mete en su interior.

>entrar en panteón
Casi sin poder evitarlo, te internas en la edificación.
La oscuridad dentro de esta pequeña construcción es si cabe aún mayor que en el exterior, y la atmósfera aquí está muy cargada.
Todo lo más que puedes intuir es el enorme bulto de piedra en forma de caja cuadrada que hay en el centro, prácticamente llenándolo todo. Sin duda debe tratarse de una tumba.
Puedes sentir alguna telaraña ocasional rozándote el rostro, y una importante cantidad de polvo o tierra que cruje bajo tus pisadas.
El único punto de claridad viene de la puerta destrozada que permite volver al exterior del cementerio.


>leer texto
El breve texto te resulta extraño. Está escrito en caracteres latinos, pero está formado por lo que parece una palabra de raíz griega y a continuación una abreviatura.

>ex dispositivo
Se trata de un aparato no demasiado grande, cuyo cuerpo principal consiste en una caja de madera con una tapa con bisagra, abierta por la parte superior.
Te recuerda en cierta forma a un gramófono, pues vendría a ser de un tamaño equivalente y dispone también de una manivela en su parte derecha. Pero a diferencia de ese tipo de dispositivo, este aparato no dispone del característico y llamativo cono encargado de amplificar el sonido.
Todo lo más dispone de un par de pequeños conos que podrían guardar cierta similitud con el de un gramófono, pero de un tamaño muchísimo menor. Tanto es así que cada uno de ellos cabría en una mano.
Ambos conos quedan unidos por una barra de madera a modo de asidera de unos veinticinco centímetros, que deja cada uno de estos conos a cada extremo de la barra. Este conjunto de conos y asidera no se encuentra fijo al cuerpo del aparato, sino que permanece unido a él únicamente por un delgado cable trenzado de apenas medio metro, y reposa apoyado sobre un gancho que hay en el interior de la tapa.
Otro largo cable más grueso sale del lateral del aparato y serpentea por el suelo adentrándose en el panteón.
Sobre la caja existen algunos elementos adicionales, como un par de pequeñas cúpulas huecas de metal y varios tornillos y piezas cuya función se te escapa. Una pequeña placa metálica atornillada a un lateral de la caja lleva grabado un breve texto.


>acércate al panteon
Con paso decidido, dejas atrás al finado y te encaminas hacia el desdibujado mausoleo.

El panteón se alza ante ti. Se trata de una pequeña construcción funeraria, del tipo que suelen encargar las familias más adineradas para que sus miembros sigan manteniendo una buena posición llegado el momento de dar el alma a quien se la dio.

El estilo arquitectónico trata de imitar el de las catedrales góticas de la vieja Europa, pero el paso del tiempo ha decidido no mostrar clemencia con algunos de los pináculos ornamentales que han debido venirse abajo muchos años atrás. El resto de la construcción aparece con la piedra envejecida y cubierta de líquenes.

La puerta de acceso está curiosamente hecha de mármol, y parece haber sido forzada recientemente para permitir el acceso al interior, pues gran parte de ella está hecha añicos en el suelo junto con un martillo pilón que se encuentra en perfecto estado.

Un cable serpentea por el suelo cruzando el umbral hacia el interior partiendo desde un extraño dispositivo que hay en el césped.

Adentrándote en el cementerio en línea recta desde la puerta del panteón no tendrías dificultad en llegar de nuevo al lugar en el que dejaste el cuerpo de aquel hombre.

Unos súbitos chispazos en el aire te sobresaltan momentáneamente con su resplandor y fugaz crepitar eléctrico. La misma rapidez que los ha hecho aparecer los lleva a desvanecerse, sin darte tiempo a reaccionar y dejando de nuevo la noche oscura y en silencio.


>ex panteon
Parece ser una pequeña construcción funeraria, que por su altura destaca de entre el resto de las tumbas y lápidas. En la oscuridad y desde esta distancia, no hay mucha más información que puedas obtener.

>ex tumbas
Solo aciertas a ver sus siluetas recortadas en la noche. Pero al fijarte más puedes discernir muy cerca de donde estás el contorno ominoso de un panteón.

> salidas
Sin otra referencia de a dónde encaminarte, en medio de la noche todas las direcciones para adentrarte en el cementerio te parecen iguales .

> quítate el anillo
Sin saber demasiado bien cuál es el motivo que te impulsa a hacerlo, tratas separar la sortija de tu pulgar.
Llevas tu otra mano al anillo, y comienzas a tirar mientras sientes bajo las yemas de sus dedos los rugosos grabados de la alhaja.
Descubres entonces que se encuentra extremadamente ceñida al contorno de tu falange. No lo hace de manera dolorosa, pero el grosor de tu articulación le impide salir.


> ex foto
Desde aquí no puedes ver más que una esquina cubierta de tonos sepia, que te permite identificarla como una fotografía. Tal vez podrías cogerla para inspeccionarla mejor, pero eso implicaría acercarte y tocar el cuerpo de ese hombre. Un escalofrío recorre tu espinazo sólo de pensarlo.

> examinar bolsillo
Parece que el bolsillo contiene una fotografía.

>examinar cadaver
Está a todas luces muerto, con la cabeza cubierta de sangre. Al ser incapaz de recordar, por tu mente se desliza la fugaz sospecha de tu implicación en su muerte, pero la apartas horrorizado de tus pensamientos. Si algo o alguien lo ha matado, es posible que aún esté ahí afuera.
Echas tu temerosa mirada a un lado y otro de la noche, escrutante en busca de algún desconocido peligro. Tras unos momentos, la devuelves al cuerpo sin vida.
Notas entonces que algo parece asomar del bolsillo interior de su elegante chaqueta de tweed con coderas.


> examinate
Te tomas unos segundos para examinarte. No pareces estar herido, y aunque tu vestimenta diríase un poco anticuada no presenta desgarrones ni manchas de ningún tipo. Caes entonces en la cuenta de que en el pulgar de tu mano izquierda portas una sortija con grabados de una geometría inquietante. Extraño lugar para llevar tan extraño complemento.
Tu inventario está vacío.


> inventario
Tu inventario está vacío.

> start
Súbitamente sales del estado de estupefacción en el que te hallabas sumido.
Tu mente es un galimatías neblinoso que no acierta a recordar dónde te encuentras ni cuales habrán sido los sucesos que hayan tenido lugar, pero ante ti yace tendido en el césped el cuerpo inerte de un hombre cubierto de sangre.
A tu alrededor la oscuridad lo engulle todo salvo el tímido titilar de alguna estrella lejana. A través de la silenciosa noche aciertas a vislumbrar aquí y allá la alargada silueta de algún ciprés y los volúmenes inquietantemente esbozados de lo que sin duda son lápidas y tumbas.


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 07 Nov 2019 22:53 
Desconectado
Grafista
Grafista
Avatar de Usuario

Registrado: 13 Sep 2004 21:16
Mensajes: 671
Ubicación: Alginet - València
Spoiler:
>ex interior tumba

_________________
Dwalin


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 07 Nov 2019 22:59 
Desconectado
Archivero
Archivero
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Feb 2018 13:49
Mensajes: 292
Dwalin:

Spoiler: Mostrar
>ex interior tumba
Notas que el interior está vacío, y que contra todo pronóstico el fondo de la tumba no es plano, sino que parece ser escalonado, como si hubiera dentro unos peldaños para descender.




>ex tumba
En la oscuridad, rodeas la caja de piedra, palpándola con tus dedos para hacerte con su forma. Al hacerlo notas que la tapa de piedra no está puesta, sino apartada a un lado, dejando el interior al aire. Uno de los cantos de la caja parece ligeramente húmedo.

>abrir tumba
La tumba ya está abierta. Un escalofrío recorre tu espinazo.

>buscar cable
Sigues el cable con la vista, luego con el pie, y finalmente con la mano, cuando notas que sube por la pared de la tumba y se mete en su interior.

>entrar en panteón
Casi sin poder evitarlo, te internas en la edificación.
La oscuridad dentro de esta pequeña construcción es si cabe aún mayor que en el exterior, y la atmósfera aquí está muy cargada.
Todo lo más que puedes intuir es el enorme bulto de piedra en forma de caja cuadrada que hay en el centro, prácticamente llenándolo todo. Sin duda debe tratarse de una tumba.
Puedes sentir alguna telaraña ocasional rozándote el rostro, y una importante cantidad de polvo o tierra que cruje bajo tus pisadas.
El único punto de claridad viene de la puerta destrozada que permite volver al exterior del cementerio.


>leer texto
El breve texto te resulta extraño. Está escrito en caracteres latinos, pero está formado por lo que parece una palabra de raíz griega y a continuación una abreviatura.

>ex dispositivo
Se trata de un aparato no demasiado grande, cuyo cuerpo principal consiste en una caja de madera con una tapa con bisagra, abierta por la parte superior.
Te recuerda en cierta forma a un gramófono, pues vendría a ser de un tamaño equivalente y dispone también de una manivela en su parte derecha. Pero a diferencia de ese tipo de dispositivo, este aparato no dispone del característico y llamativo cono encargado de amplificar el sonido.
Todo lo más dispone de un par de pequeños conos que podrían guardar cierta similitud con el de un gramófono, pero de un tamaño muchísimo menor. Tanto es así que cada uno de ellos cabría en una mano.
Ambos conos quedan unidos por una barra de madera a modo de asidera de unos veinticinco centímetros, que deja cada uno de estos conos a cada extremo de la barra. Este conjunto de conos y asidera no se encuentra fijo al cuerpo del aparato, sino que permanece unido a él únicamente por un delgado cable trenzado de apenas medio metro, y reposa apoyado sobre un gancho que hay en el interior de la tapa.
Otro largo cable más grueso sale del lateral del aparato y serpentea por el suelo adentrándose en el panteón.
Sobre la caja existen algunos elementos adicionales, como un par de pequeñas cúpulas huecas de metal y varios tornillos y piezas cuya función se te escapa. Una pequeña placa metálica atornillada a un lateral de la caja lleva grabado un breve texto.


>acércate al panteon
Con paso decidido, dejas atrás al finado y te encaminas hacia el desdibujado mausoleo.
El panteón se alza ante ti. Se trata de una pequeña construcción funeraria, del tipo que suelen encargar las familias más adineradas para que sus miembros sigan manteniendo una buena posición llegado el momento de dar el alma a quien se la dio.
El estilo arquitectónico trata de imitar el de las catedrales góticas de la vieja Europa, pero el paso del tiempo ha decidido no mostrar clemencia con algunos de los pináculos ornamentales que han debido venirse abajo muchos años atrás. El resto de la construcción aparece con la piedra envejecida y cubierta de líquenes.
La puerta de acceso está curiosamente hecha de mármol, y parece haber sido forzada recientemente para permitir el acceso al interior, pues gran parte de ella está hecha añicos en el suelo junto con un martillo pilón que se encuentra en perfecto estado.
Un cable serpentea por el suelo cruzando el umbral hacia el interior partiendo desde un extraño dispositivo que hay en el césped.
Adentrándote en el cementerio en línea recta desde la puerta del panteón no tendrías dificultad en llegar de nuevo al lugar en el que dejaste el cuerpo de aquel hombre.
Unos súbitos chispazos en el aire te sobresaltan momentáneamente con su resplandor y fugaz crepitar eléctrico. La misma rapidez que los ha hecho aparecer los lleva a desvanecerse, sin darte tiempo a reaccionar y dejando de nuevo la noche oscura y en silencio.


>ex panteon
Parece ser una pequeña construcción funeraria, que por su altura destaca de entre el resto de las tumbas y lápidas. En la oscuridad y desde esta distancia, no hay mucha más información que puedas obtener.

>ex tumbas
Solo aciertas a ver sus siluetas recortadas en la noche. Pero al fijarte más puedes discernir muy cerca de donde estás el contorno ominoso de un panteón.

> salidas
Sin otra referencia de a dónde encaminarte, en medio de la noche todas las direcciones para adentrarte en el cementerio te parecen iguales .

> quítate el anillo
Sin saber demasiado bien cuál es el motivo que te impulsa a hacerlo, tratas separar la sortija de tu pulgar.
Llevas tu otra mano al anillo, y comienzas a tirar mientras sientes bajo las yemas de sus dedos los rugosos grabados de la alhaja.
Descubres entonces que se encuentra extremadamente ceñida al contorno de tu falange. No lo hace de manera dolorosa, pero el grosor de tu articulación le impide salir.


> ex foto
Desde aquí no puedes ver más que una esquina cubierta de tonos sepia, que te permite identificarla como una fotografía. Tal vez podrías cogerla para inspeccionarla mejor, pero eso implicaría acercarte y tocar el cuerpo de ese hombre. Un escalofrío recorre tu espinazo sólo de pensarlo.

> examinar bolsillo
Parece que el bolsillo contiene una fotografía.

>examinar cadaver
Está a todas luces muerto, con la cabeza cubierta de sangre. Al ser incapaz de recordar, por tu mente se desliza la fugaz sospecha de tu implicación en su muerte, pero la apartas horrorizado de tus pensamientos. Si algo o alguien lo ha matado, es posible que aún esté ahí afuera.
Echas tu temerosa mirada a un lado y otro de la noche, escrutante en busca de algún desconocido peligro. Tras unos momentos, la devuelves al cuerpo sin vida.
Notas entonces que algo parece asomar del bolsillo interior de su elegante chaqueta de tweed con coderas.


> examinate
Te tomas unos segundos para examinarte. No pareces estar herido, y aunque tu vestimenta diríase un poco anticuada no presenta desgarrones ni manchas de ningún tipo. Caes entonces en la cuenta de que en el pulgar de tu mano izquierda portas una sortija con grabados de una geometría inquietante. Extraño lugar para llevar tan extraño complemento.
Tu inventario está vacío.


> inventario
Tu inventario está vacío.

> start
Súbitamente sales del estado de estupefacción en el que te hallabas sumido.
Tu mente es un galimatías neblinoso que no acierta a recordar dónde te encuentras ni cuales habrán sido los sucesos que hayan tenido lugar, pero ante ti yace tendido en el césped el cuerpo inerte de un hombre cubierto de sangre.
A tu alrededor la oscuridad lo engulle todo salvo el tímido titilar de alguna estrella lejana. A través de la silenciosa noche aciertas a vislumbrar aquí y allá la alargada silueta de algún ciprés y los volúmenes inquietantemente esbozados de lo que sin duda son lápidas y tumbas.


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 08 Nov 2019 10:28 
Desconectado
Implementador
Implementador
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Ene 2010 20:38
Mensajes: 1446
Me mola lo del logro, aunque no sé cómo lo he conseguido :lol:

Spoiler: Mostrar
> examinar panteón


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 08 Nov 2019 13:19 
Desconectado
Archivero
Archivero
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Feb 2018 13:49
Mensajes: 292
Comely:

Spoiler: Mostrar
> examinar panteón
El mausoleo es una pequeña edificación con ínfulas catedralicias que se encuentra en condiciones lamentables debido al paso del tiempo. No dispone de ventanas reales, sino de simples adornos tallados en forma de arcos ojivales. Parte de su señorial puerta de mármol ha sido reducida a añicos para permitir el acceso. Tallado en su piedra aún pueden entreverse las palabras "Familia Warren".


> levantar sortija al cielo
Alzas el brazo que porta la sortija ofreciéndola al cielo infinito y plagado de estrellas. Esperas tal vez una reacción, una señal, un leve cambio en su impasible titilar. Pero las alturas te contemplan mudas, ciegas a tus pasiones y con la imperturbable indiferencia oriental de un poderoso sultán.

> volver a panteón
Dejas atrás el cuerpo del hombre y te acercas de nuevo hasta el cercano mausoleo.
El panteón se alza ante ti. Se trata de una pequeña construcción funeraria, del tipo que suelen encargar las familias más adineradas para que sus miembros sigan manteniendo una buena posición llegado el momento de dar el alma a quien se la dio.
El estilo arquitectónico trata de imitar el de las catedrales góticas de la vieja Europa, pero el paso del tiempo ha decidido no mostrar clemencia con algunos de los pináculos ornamentales que han debido venirse abajo muchos años atrás. El resto de la construcción aparece con la piedra envejecida y cubierta de líquenes.
La puerta de acceso está curiosamente hecha de mármol, y parece haber sido forzada recientemente para permitir el acceso al interior, pues gran parte de ella está hecha añicos en el suelo.
Un cable serpentea por el suelo cruzando el umbral hacia el interior partiendo desde un extraño dispositivo que hay en el césped.
Adentrándote en el cementerio en línea recta desde la puerta del panteón no tendrías dificultad en llegar de nuevo al lugar en el que dejaste el cuerpo de aquel hombre.


>registrar cuerpo
Venciendo tus reparos iniciales registras el cuerpo del hombre, pero no encuentras nada más.
Por tercera vez el vacío de la noche se llena de chispas fugaces y chasquidos eléctricos, en mayor número y durante más tiempo que antes. Terminan definiendo en el aire mediante arcos voltaicos el contorno de una horrible silueta vagamente animal, que con movimientos sincopados parece olisquear el aire hasta que fija la mirada en ti. Cuando está a punto de abalanzarse sobre ti con pose felina, las chispas se desvanecen una vez más sin darte tiempo a reaccionar.


> mover cuerpo
Afloran en tu mente algunas ideas referentes al cadáver, pero las deshechas con rapidez. No malgastarás el tiempo acarreando el cuerpo de un hombre sin vida en una situación que se te antoja acuciante.

> ir a cementerio
Dejas atrás el panteón y regresas al lugar en el que despertaste.
Ante ti yace tendido en el césped el cuerpo inerte de un hombre cubierto de sangre.
A tu alrededor la oscuridad lo engulle todo salvo el tímido titilar de alguna estrella lejana. A través de la silenciosa noche aciertas a vislumbrar aquí y allá la alargada silueta de algún ciprés y los volúmenes inquietantemente esbozados de lo que sin duda son lápidas y tumbas.


> salir del panteón
Decides abandonar el panteón y salir de nuevo al exterior del cementerio atravesando la destrozada puerta de mármol.
El panteón se alza ante ti. Se trata de una pequeña construcción funeraria, del tipo que suelen encargar las familias más adineradas para que sus miembros sigan manteniendo una buena posición llegado el momento de dar el alma a quien se la dio.
El estilo arquitectónico trata de imitar el de las catedrales góticas de la vieja Europa, pero el paso del tiempo ha decidido no mostrar clemencia con algunos de los pináculos ornamentales que han debido venirse abajo muchos años atrás. El resto de la construcción aparece con la piedra envejecida y cubierta de líquenes.
La puerta de acceso está curiosamente hecha de mármol, y parece haber sido forzada recientemente para permitir el acceso al interior, pues gran parte de ella está hecha añicos en el suelo.
Un cable serpentea por el suelo cruzando el umbral hacia el interior partiendo desde un extraño dispositivo que hay en el césped.
Adentrándote en el cementerio en línea recta desde la puerta del panteón no tendrías dificultad en llegar de nuevo al lugar en el que dejaste el cuerpo de aquel hombre.


> oler líquido
Olfateas el líquido y al hacerlo percibes un aroma metálico.

> buscar cable
Sigues el cable con la vista, luego con el pie, y finalmente con la mano, cuando notas que sube por la pared de la tumba y se mete en su interior.

> mirar dentro de tumba
En la prácticamente absoluta oscuridad, tus ojos no serán suficientes para penetrar los secretos que la negrura del interior de la tumba esconda.

> examinar canto de la caja
En la casi completa oscuridad tus ojos apenas te son de utilidad. Palpas el borde con los dedos y los restriegas entre sí para notar que la humedad en un determinado punto de él se debe de un líquido de cierta viscosidad.

> x tumba
En la oscuridad, rodeas la caja de piedra, palpándola con tus dedos para hacerte con su forma. Al hacerlo notas que la tapa de piedra no está puesta, sino apartada a un lado, dejando el interior al aire. Uno de los cantos de la caja parece ligeramente húmedo.

> entrar en panteón
Casi sin poder evitarlo, te internas en la edificación.
La oscuridad dentro de esta pequeña construcción es si cabe aún mayor que en el exterior, y la atmósfera aquí está muy cargada.
Todo lo más que puedes intuir es el enorme bulto de piedra en forma de caja cuadrada que hay en el centro, prácticamente llenándolo todo. Sin duda debe tratarse de una tumba.
Puedes sentir alguna telaraña ocasional rozándote el rostro, y una importante cantidad de polvo o tierra que cruje bajo tus pisadas.
El único punto de claridad viene de la puerta destrozada que permite volver al exterior del cementerio.


> coger martillo pilón
Con gran esfuerzo coges el martillo pilón.
De nuevo, unos súbitos chispazos rasgan el aire momentáneamente con su brillo, y un chisporroteo eléctrico. En esta ocasión el efecto es si cabe más espectacular que antes, e incluso te da la sensación de que las chispas aparecen en el aire siguiendo líneas y trazando ciertos contornos, que no llegas a identificar dado que tal y como han aparecido desaparecen, dejando de nuevo la noche oscura y en silencio.


> inventario
Llevas contigo una fotografía.

> examinar sortija
Se trata de una inusual sortija construida en lo que parece ser oro, bastante desgastado. Trazados a lo largo de todo su contorno aparecen a diferentes alturas una serie de grabados con formas geométricas, que recuerdan vagamente a los de las culturas precolombinas de Mesoamérica.
Por alguna razón desconocida, contemplar esos grabados durante más de unos segundos te produce una inmensa desazón que te obliga a apartar la mirada.


> dejar asidera en soporte
Vuelves a dejar los conos unidos por la asidera en el gancho del que colgaban originalmente.

> mírate
Te tomas unos segundos para examinarte. No pareces estar herido, y aunque tu vestimenta diríase un poco anticuada no presenta desgarrones ni manchas de ningún tipo. Caes entonces en la cuenta de que en el pulgar de tu mano izquierda portas una sortija con grabados de una geometría inquietante. Extraño lugar para llevar tan extraño complemento.
En tu mano sostienes los dos conos unidos por la asidera.
Llevas contigo una fotografía.


> hablar por cono
Acercas los conos a tu cabeza mirándolos con detenimiento. De ellos no surge ningún sonido. Tratas entonces de hablar tú, pero tus cuerdas vocales son únicamente capaces de emitir un ronco gemido que te sorprende. Tu boca y tu garganta están extremadamente secas.

> coger asidera
Descuelgas la asidera del gancho del que pende. La mantienes en tu mano mientras contemplas el cono en cada uno de sus extremos y el delgado cable trenzado que lo une al resto del dispositivo.

> leer placa
El breve texto te resulta extraño. Está escrito en caracteres latinos, pero está formado por lo que parece una palabra de raíz griega y a continuación una abreviatura.

> examinar dispositivo
Se trata de un aparato no demasiado grande, cuyo cuerpo principal consiste en una caja de madera con una tapa con bisagra, abierta por la parte superior.
Te recuerda en cierta forma a un gramófono, pues vendría a ser de un tamaño equivalente y dispone también de una manivela en su parte derecha. Pero a diferencia de ese tipo de dispositivo, este aparato no dispone del característico y llamativo cono encargado de amplificar el sonido.
Todo lo más dispone de un par de pequeños conos que podrían guardar cierta similitud con el de un gramófono, pero de un tamaño muchísimo menor. Tanto es así que cada uno de ellos cabría en una mano.
Ambos conos quedan unidos por una barra de madera a modo de asidera de unos veinticinco centímetros, que deja cada uno de estos conos a cada extremo de la barra. Este conjunto de conos y asidera no se encuentra fijo al cuerpo del aparato, sino que permanece unido a él únicamente por un delgado cable trenzado de apenas medio metro, y reposa apoyado sobre un gancho que hay en el interior de la tapa.
Otro largo cable más grueso sale del lateral del aparato y serpentea por el suelo adentrándose en el panteón.
Sobre la caja existen algunos elementos adicionales, como un par de pequeñas cúpulas huecas de metal y varios tornillos y piezas cuya función se te escapa. Una pequeña placa metálica atornillada a un lateral de la caja lleva grabado un breve texto.


> ir a panteón
Con paso decidido, dejas atrás al finado y te encaminas hacia el desdibujado mausoleo.
El panteón se alza ante ti. Se trata de una pequeña construcción funeraria, del tipo que suelen encargar las familias más adineradas para que sus miembros sigan manteniendo una buena posición llegado el momento de dar el alma a quien se la dio.
El estilo arquitectónico trata de imitar el de las catedrales góticas de la vieja Europa, pero el paso del tiempo ha decidido no mostrar clemencia con algunos de los pináculos ornamentales que han debido venirse abajo muchos años atrás. El resto de la construcción aparece con la piedra envejecida y cubierta de líquenes.
La puerta de acceso está curiosamente hecha de mármol, y parece haber sido forzada recientemente para permitir el acceso al interior, pues gran parte de ella está hecha añicos en el suelo junto con un martillo pilón que se encuentra en perfecto estado.
Un cable serpentea por el suelo cruzando el umbral hacia el interior partiendo desde un extraño dispositivo que hay en el césped.
Adentrándote en el cementerio en línea recta desde la puerta del panteón no tendrías dificultad en llegar de nuevo al lugar en el que dejaste el cuerpo de aquel hombre.


> examinar lápidas
Solo aciertas a ver sus siluetas recortadas en la noche. Pero al fijarte más puedes discernir muy cerca de donde estás el contorno ominoso de un panteón.
Unos súbitos chispazos en el aire te sobresaltan momentáneamente con su resplandor y fugaz crepitar eléctrico. La misma rapidez que los ha hecho aparecer los lleva a desvanecerse, sin darte tiempo a reaccionar y dejando de nuevo la noche oscura y en silencio.


> examinar cipreses
Solo aciertas a intuir sus alargadas siluetas recortadas en la noche como silenciosos centinelas esbozados aquí y allá, repartidos entre las lápidas. Al ir haciendo tu vista a la lejanía y la oscuridad ahora eres también capaz de discernir, relativamente cerca de donde estás, la ominosa silueta de un panteón.

> recordar Miskatonic University
Desconoces la existencia de tal institución. Imaginas que a buen seguro será algún tipo de centro universitario, pero no recuerdas haberlo visitado jamás.

> examinar fotografía
Es una fotografía en color sepia, que muestra en primer plano a un par de hombres sonrientes, que posan para la toma en actitud de camaradería frente a un edificio coronado por el rótulo 'Miskatonic University'. Uno de los hombres parece ser el individuo muerto. El otro... tu mano tiembla mientras tratas de entender el significado de todo esto... el otro... eres tú.

> coger fotografía
Venciendo tu angustia inicial, acercas la mano al cuerpo del hombre yacente y separas ligeramente su chaqueta con dedos temblorosos. Con cuidado extraes la fotografía de su bolsillo y te haces con ella.

> coger fotografía y mirarla
Debes realizar una única acción cada vez.

> examinar fotografía
Desde aquí no puedes ver más que una esquina cubierta de tonos sepia, que te permite identificarla como una fotografía. Tal vez podrías cogerla para inspeccionarla mejor, pero eso implicaría acercarte y tocar el cuerpo de ese hombre. Un escalofrío recorre tu espinazo sólo de pensarlo.

>registrar bolsillo interior
Parece que el bolsillo contiene una fotografía.

> mirar la cara del hombre muerto
Está a todas luces muerto, con la cabeza cubierta de sangre. Al ser incapaz de recordar, por tu mente se desliza la fugaz sospecha de tu implicación en su muerte, pero la apartas horrorizado de tus pensamientos. Si algo o alguien lo ha matado, es posible que aún esté ahí afuera.
Echas tu temerosa mirada a un lado y otro de la noche, escrutante en busca de algún desconocido peligro. Tras unos momentos, la devuelves al cuerpo sin vida.
Notas entonces que algo parece asomar del bolsillo interior de su elegante chaqueta de tweed con coderas.


> examinar cuerpo
Está a todas luces muerto, con la cabeza cubierta de sangre. Al ser incapaz de recordar, por tu mente se desliza la fugaz sospecha de tu implicación en su muerte, pero la apartas horrorizado de tus pensamientos. Si algo o alguien lo ha matado, es posible que aún esté ahí afuera.
Echas tu temerosa mirada a un lado y otro de la noche, escrutante en busca de algún desconocido peligro. Tras unos momentos, la devuelves al cuerpo sin vida.
Notas entonces que algo parece asomar del bolsillo interior de su elegante chaqueta de tweed con coderas.


> start
Súbitamente sales del estado de estupefacción en el que te hallabas sumido.
Tu mente es un galimatías neblinoso que no acierta a recordar dónde te encuentras ni cuales habrán sido los sucesos que hayan tenido lugar, pero ante ti yace tendido en el césped el cuerpo inerte de un hombre cubierto de sangre.
A tu alrededor la oscuridad lo engulle todo salvo el tímido titilar de alguna estrella lejana. A través de la silenciosa noche aciertas a vislumbrar aquí y allá la alargada silueta de algún ciprés y los volúmenes inquietantemente esbozados de lo que sin duda son lápidas y tumbas.


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 08 Nov 2019 13:29 
Desconectado
Implementador
Implementador
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Ene 2010 20:38
Mensajes: 1446
Spoiler: Mostrar
No sé muy bien por dónde tirar, la verdad. Voy a ir a lo loco.

> destruir dispositivo con mazo


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 08 Nov 2019 14:10 
Desconectado
Archivero
Archivero
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Feb 2018 13:49
Mensajes: 292
Comely:

Spoiler: Mostrar
> destruir dispositivo con mazo
Bajo tus golpes, el dispositivo queda reducido a un montón de chatarra irreconocible.


> examinar panteón
El mausoleo es una pequeña edificación con ínfulas catedralicias que se encuentra en condiciones lamentables debido al paso del tiempo. No dispone de ventanas reales, sino de simples adornos tallados en forma de arcos ojivales. Parte de su señorial puerta de mármol ha sido reducida a añicos para permitir el acceso. Tallado en su piedra aún pueden entreverse las palabras "Familia Warren".

> levantar sortija al cielo
Alzas el brazo que porta la sortija ofreciéndola al cielo infinito y plagado de estrellas. Esperas tal vez una reacción, una señal, un leve cambio en su impasible titilar. Pero las alturas te contemplan mudas, ciegas a tus pasiones y con la imperturbable indiferencia oriental de un poderoso sultán.

> volver a panteón
Dejas atrás el cuerpo del hombre y te acercas de nuevo hasta el cercano mausoleo.
El panteón se alza ante ti. Se trata de una pequeña construcción funeraria, del tipo que suelen encargar las familias más adineradas para que sus miembros sigan manteniendo una buena posición llegado el momento de dar el alma a quien se la dio.
El estilo arquitectónico trata de imitar el de las catedrales góticas de la vieja Europa, pero el paso del tiempo ha decidido no mostrar clemencia con algunos de los pináculos ornamentales que han debido venirse abajo muchos años atrás. El resto de la construcción aparece con la piedra envejecida y cubierta de líquenes.
La puerta de acceso está curiosamente hecha de mármol, y parece haber sido forzada recientemente para permitir el acceso al interior, pues gran parte de ella está hecha añicos en el suelo.
Un cable serpentea por el suelo cruzando el umbral hacia el interior partiendo desde un extraño dispositivo que hay en el césped.
Adentrándote en el cementerio en línea recta desde la puerta del panteón no tendrías dificultad en llegar de nuevo al lugar en el que dejaste el cuerpo de aquel hombre.


>registrar cuerpo
Venciendo tus reparos iniciales registras el cuerpo del hombre, pero no encuentras nada más.
Por tercera vez el vacío de la noche se llena de chispas fugaces y chasquidos eléctricos, en mayor número y durante más tiempo que antes. Terminan definiendo en el aire mediante arcos voltaicos el contorno de una horrible silueta vagamente animal, que con movimientos sincopados parece olisquear el aire hasta que fija la mirada en ti. Cuando está a punto de abalanzarse sobre ti con pose felina, las chispas se desvanecen una vez más sin darte tiempo a reaccionar.


> mover cuerpo
Afloran en tu mente algunas ideas referentes al cadáver, pero las deshechas con rapidez. No malgastarás el tiempo acarreando el cuerpo de un hombre sin vida en una situación que se te antoja acuciante.

> ir a cementerio
Dejas atrás el panteón y regresas al lugar en el que despertaste.
Ante ti yace tendido en el césped el cuerpo inerte de un hombre cubierto de sangre.
A tu alrededor la oscuridad lo engulle todo salvo el tímido titilar de alguna estrella lejana. A través de la silenciosa noche aciertas a vislumbrar aquí y allá la alargada silueta de algún ciprés y los volúmenes inquietantemente esbozados de lo que sin duda son lápidas y tumbas.


> salir del panteón
Decides abandonar el panteón y salir de nuevo al exterior del cementerio atravesando la destrozada puerta de mármol.
El panteón se alza ante ti. Se trata de una pequeña construcción funeraria, del tipo que suelen encargar las familias más adineradas para que sus miembros sigan manteniendo una buena posición llegado el momento de dar el alma a quien se la dio.
El estilo arquitectónico trata de imitar el de las catedrales góticas de la vieja Europa, pero el paso del tiempo ha decidido no mostrar clemencia con algunos de los pináculos ornamentales que han debido venirse abajo muchos años atrás. El resto de la construcción aparece con la piedra envejecida y cubierta de líquenes.
La puerta de acceso está curiosamente hecha de mármol, y parece haber sido forzada recientemente para permitir el acceso al interior, pues gran parte de ella está hecha añicos en el suelo.
Un cable serpentea por el suelo cruzando el umbral hacia el interior partiendo desde un extraño dispositivo que hay en el césped.
Adentrándote en el cementerio en línea recta desde la puerta del panteón no tendrías dificultad en llegar de nuevo al lugar en el que dejaste el cuerpo de aquel hombre.


> oler líquido
Olfateas el líquido y al hacerlo percibes un aroma metálico.

> buscar cable
Sigues el cable con la vista, luego con el pie, y finalmente con la mano, cuando notas que sube por la pared de la tumba y se mete en su interior.

> mirar dentro de tumba
En la prácticamente absoluta oscuridad, tus ojos no serán suficientes para penetrar los secretos que la negrura del interior de la tumba esconda.

> examinar canto de la caja
En la casi completa oscuridad tus ojos apenas te son de utilidad. Palpas el borde con los dedos y los restriegas entre sí para notar que la humedad en un determinado punto de él se debe de un líquido de cierta viscosidad.

> x tumba
En la oscuridad, rodeas la caja de piedra, palpándola con tus dedos para hacerte con su forma. Al hacerlo notas que la tapa de piedra no está puesta, sino apartada a un lado, dejando el interior al aire. Uno de los cantos de la caja parece ligeramente húmedo.

> entrar en panteón
Casi sin poder evitarlo, te internas en la edificación.
La oscuridad dentro de esta pequeña construcción es si cabe aún mayor que en el exterior, y la atmósfera aquí está muy cargada.
Todo lo más que puedes intuir es el enorme bulto de piedra en forma de caja cuadrada que hay en el centro, prácticamente llenándolo todo. Sin duda debe tratarse de una tumba.
Puedes sentir alguna telaraña ocasional rozándote el rostro, y una importante cantidad de polvo o tierra que cruje bajo tus pisadas.
El único punto de claridad viene de la puerta destrozada que permite volver al exterior del cementerio.


> coger martillo pilón
Con gran esfuerzo coges el martillo pilón.
De nuevo, unos súbitos chispazos rasgan el aire momentáneamente con su brillo, y un chisporroteo eléctrico. En esta ocasión el efecto es si cabe más espectacular que antes, e incluso te da la sensación de que las chispas aparecen en el aire siguiendo líneas y trazando ciertos contornos, que no llegas a identificar dado que tal y como han aparecido desaparecen, dejando de nuevo la noche oscura y en silencio.


> inventario
Llevas contigo una fotografía.

> examinar sortija
Se trata de una inusual sortija construida en lo que parece ser oro, bastante desgastado. Trazados a lo largo de todo su contorno aparecen a diferentes alturas una serie de grabados con formas geométricas, que recuerdan vagamente a los de las culturas precolombinas de Mesoamérica.
Por alguna razón desconocida, contemplar esos grabados durante más de unos segundos te produce una inmensa desazón que te obliga a apartar la mirada.


> dejar asidera en soporte
Vuelves a dejar los conos unidos por la asidera en el gancho del que colgaban originalmente.

> mírate
Te tomas unos segundos para examinarte. No pareces estar herido, y aunque tu vestimenta diríase un poco anticuada no presenta desgarrones ni manchas de ningún tipo. Caes entonces en la cuenta de que en el pulgar de tu mano izquierda portas una sortija con grabados de una geometría inquietante. Extraño lugar para llevar tan extraño complemento.
En tu mano sostienes los dos conos unidos por la asidera.
Llevas contigo una fotografía.


> hablar por cono
Acercas los conos a tu cabeza mirándolos con detenimiento. De ellos no surge ningún sonido. Tratas entonces de hablar tú, pero tus cuerdas vocales son únicamente capaces de emitir un ronco gemido que te sorprende. Tu boca y tu garganta están extremadamente secas.

> coger asidera
Descuelgas la asidera del gancho del que pende. La mantienes en tu mano mientras contemplas el cono en cada uno de sus extremos y el delgado cable trenzado que lo une al resto del dispositivo.

> leer placa
El breve texto te resulta extraño. Está escrito en caracteres latinos, pero está formado por lo que parece una palabra de raíz griega y a continuación una abreviatura.

> examinar dispositivo
Se trata de un aparato no demasiado grande, cuyo cuerpo principal consiste en una caja de madera con una tapa con bisagra, abierta por la parte superior.
Te recuerda en cierta forma a un gramófono, pues vendría a ser de un tamaño equivalente y dispone también de una manivela en su parte derecha. Pero a diferencia de ese tipo de dispositivo, este aparato no dispone del característico y llamativo cono encargado de amplificar el sonido.
Todo lo más dispone de un par de pequeños conos que podrían guardar cierta similitud con el de un gramófono, pero de un tamaño muchísimo menor. Tanto es así que cada uno de ellos cabría en una mano.
Ambos conos quedan unidos por una barra de madera a modo de asidera de unos veinticinco centímetros, que deja cada uno de estos conos a cada extremo de la barra. Este conjunto de conos y asidera no se encuentra fijo al cuerpo del aparato, sino que permanece unido a él únicamente por un delgado cable trenzado de apenas medio metro, y reposa apoyado sobre un gancho que hay en el interior de la tapa.
Otro largo cable más grueso sale del lateral del aparato y serpentea por el suelo adentrándose en el panteón.
Sobre la caja existen algunos elementos adicionales, como un par de pequeñas cúpulas huecas de metal y varios tornillos y piezas cuya función se te escapa. Una pequeña placa metálica atornillada a un lateral de la caja lleva grabado un breve texto.


> ir a panteón
Con paso decidido, dejas atrás al finado y te encaminas hacia el desdibujado mausoleo.
El panteón se alza ante ti. Se trata de una pequeña construcción funeraria, del tipo que suelen encargar las familias más adineradas para que sus miembros sigan manteniendo una buena posición llegado el momento de dar el alma a quien se la dio.
El estilo arquitectónico trata de imitar el de las catedrales góticas de la vieja Europa, pero el paso del tiempo ha decidido no mostrar clemencia con algunos de los pináculos ornamentales que han debido venirse abajo muchos años atrás. El resto de la construcción aparece con la piedra envejecida y cubierta de líquenes.
La puerta de acceso está curiosamente hecha de mármol, y parece haber sido forzada recientemente para permitir el acceso al interior, pues gran parte de ella está hecha añicos en el suelo junto con un martillo pilón que se encuentra en perfecto estado.
Un cable serpentea por el suelo cruzando el umbral hacia el interior partiendo desde un extraño dispositivo que hay en el césped.
Adentrándote en el cementerio en línea recta desde la puerta del panteón no tendrías dificultad en llegar de nuevo al lugar en el que dejaste el cuerpo de aquel hombre.


> examinar lápidas
Solo aciertas a ver sus siluetas recortadas en la noche. Pero al fijarte más puedes discernir muy cerca de donde estás el contorno ominoso de un panteón.
Unos súbitos chispazos en el aire te sobresaltan momentáneamente con su resplandor y fugaz crepitar eléctrico. La misma rapidez que los ha hecho aparecer los lleva a desvanecerse, sin darte tiempo a reaccionar y dejando de nuevo la noche oscura y en silencio.


> examinar cipreses
Solo aciertas a intuir sus alargadas siluetas recortadas en la noche como silenciosos centinelas esbozados aquí y allá, repartidos entre las lápidas. Al ir haciendo tu vista a la lejanía y la oscuridad ahora eres también capaz de discernir, relativamente cerca de donde estás, la ominosa silueta de un panteón.

> recordar Miskatonic University
Desconoces la existencia de tal institución. Imaginas que a buen seguro será algún tipo de centro universitario, pero no recuerdas haberlo visitado jamás.

> examinar fotografía
Es una fotografía en color sepia, que muestra en primer plano a un par de hombres sonrientes, que posan para la toma en actitud de camaradería frente a un edificio coronado por el rótulo 'Miskatonic University'. Uno de los hombres parece ser el individuo muerto. El otro... tu mano tiembla mientras tratas de entender el significado de todo esto... el otro... eres tú.

> coger fotografía
Venciendo tu angustia inicial, acercas la mano al cuerpo del hombre yacente y separas ligeramente su chaqueta con dedos temblorosos. Con cuidado extraes la fotografía de su bolsillo y te haces con ella.

> coger fotografía y mirarla
Debes realizar una única acción cada vez.

> examinar fotografía
Desde aquí no puedes ver más que una esquina cubierta de tonos sepia, que te permite identificarla como una fotografía. Tal vez podrías cogerla para inspeccionarla mejor, pero eso implicaría acercarte y tocar el cuerpo de ese hombre. Un escalofrío recorre tu espinazo sólo de pensarlo.

>registrar bolsillo interior
Parece que el bolsillo contiene una fotografía.

> mirar la cara del hombre muerto
Está a todas luces muerto, con la cabeza cubierta de sangre. Al ser incapaz de recordar, por tu mente se desliza la fugaz sospecha de tu implicación en su muerte, pero la apartas horrorizado de tus pensamientos. Si algo o alguien lo ha matado, es posible que aún esté ahí afuera.
Echas tu temerosa mirada a un lado y otro de la noche, escrutante en busca de algún desconocido peligro. Tras unos momentos, la devuelves al cuerpo sin vida.
Notas entonces que algo parece asomar del bolsillo interior de su elegante chaqueta de tweed con coderas.


> examinar cuerpo
Está a todas luces muerto, con la cabeza cubierta de sangre. Al ser incapaz de recordar, por tu mente se desliza la fugaz sospecha de tu implicación en su muerte, pero la apartas horrorizado de tus pensamientos. Si algo o alguien lo ha matado, es posible que aún esté ahí afuera.
Echas tu temerosa mirada a un lado y otro de la noche, escrutante en busca de algún desconocido peligro. Tras unos momentos, la devuelves al cuerpo sin vida.
Notas entonces que algo parece asomar del bolsillo interior de su elegante chaqueta de tweed con coderas.


> start
Súbitamente sales del estado de estupefacción en el que te hallabas sumido.
Tu mente es un galimatías neblinoso que no acierta a recordar dónde te encuentras ni cuales habrán sido los sucesos que hayan tenido lugar, pero ante ti yace tendido en el césped el cuerpo inerte de un hombre cubierto de sangre.
A tu alrededor la oscuridad lo engulle todo salvo el tímido titilar de alguna estrella lejana. A través de la silenciosa noche aciertas a vislumbrar aquí y allá la alargada silueta de algún ciprés y los volúmenes inquietantemente esbozados de lo que sin duda son lápidas y tumbas.


Spoiler: Mostrar
A lo loco se vive mejor :)

Le ruego que no desespere. Las opciones son múltiples, no se cierre usted a ellas. Explore e interactúe sin prejuicios. En cualquier caso, si no encuentra usted como avanzar en la aventura, la aventura le encontrará a usted. No se preocupe y disfrute del viaje.

Le adelanto que la solución de "Abrir buzón", "Norte", "Norte" y "Comer ajo" posiblemente no le funcionará. No deje que eso le detenga. ^.^


¡Atención!: Nuevo logro desbloqueado

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

El logro shakespeariano se obtiene haciendo acciones más dramáticas que útiles, lo que viene siendo una buena dosis de postureo que quede bien para el selfie de la aventura :D


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 08 Nov 2019 14:12 
Desconectado
Implementador
Implementador
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Ene 2010 20:38
Mensajes: 1446
Me estoy forrando, oiga.

Spoiler: Mostrar
> examinar montón de chatarra


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 08 Nov 2019 14:33 
Desconectado
Archivero
Archivero
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Feb 2018 13:49
Mensajes: 292
Comely:

Spoiler: Mostrar
> examinar montón de chatarra
No son más que restos inútiles desperdigados aquí y allá de algo que alguna vez tuvo alguna función. Un cable parte de sus proximidades y se interna en el panteón.


> destruir dispositivo con mazo
Bajo tus golpes, el dispositivo queda reducido a un montón de chatarra irreconocible.

> examinar panteón
El mausoleo es una pequeña edificación con ínfulas catedralicias que se encuentra en condiciones lamentables debido al paso del tiempo. No dispone de ventanas reales, sino de simples adornos tallados en forma de arcos ojivales. Parte de su señorial puerta de mármol ha sido reducida a añicos para permitir el acceso. Tallado en su piedra aún pueden entreverse las palabras "Familia Warren".

> levantar sortija al cielo
Alzas el brazo que porta la sortija ofreciéndola al cielo infinito y plagado de estrellas. Esperas tal vez una reacción, una señal, un leve cambio en su impasible titilar. Pero las alturas te contemplan mudas, ciegas a tus pasiones y con la imperturbable indiferencia oriental de un poderoso sultán.

> volver a panteón
Dejas atrás el cuerpo del hombre y te acercas de nuevo hasta el cercano mausoleo.
El panteón se alza ante ti. Se trata de una pequeña construcción funeraria, del tipo que suelen encargar las familias más adineradas para que sus miembros sigan manteniendo una buena posición llegado el momento de dar el alma a quien se la dio.
El estilo arquitectónico trata de imitar el de las catedrales góticas de la vieja Europa, pero el paso del tiempo ha decidido no mostrar clemencia con algunos de los pináculos ornamentales que han debido venirse abajo muchos años atrás. El resto de la construcción aparece con la piedra envejecida y cubierta de líquenes.
La puerta de acceso está curiosamente hecha de mármol, y parece haber sido forzada recientemente para permitir el acceso al interior, pues gran parte de ella está hecha añicos en el suelo.
Un cable serpentea por el suelo cruzando el umbral hacia el interior partiendo desde un extraño dispositivo que hay en el césped.
Adentrándote en el cementerio en línea recta desde la puerta del panteón no tendrías dificultad en llegar de nuevo al lugar en el que dejaste el cuerpo de aquel hombre.


>registrar cuerpo
Venciendo tus reparos iniciales registras el cuerpo del hombre, pero no encuentras nada más.
Por tercera vez el vacío de la noche se llena de chispas fugaces y chasquidos eléctricos, en mayor número y durante más tiempo que antes. Terminan definiendo en el aire mediante arcos voltaicos el contorno de una horrible silueta vagamente animal, que con movimientos sincopados parece olisquear el aire hasta que fija la mirada en ti. Cuando está a punto de abalanzarse sobre ti con pose felina, las chispas se desvanecen una vez más sin darte tiempo a reaccionar.


> mover cuerpo
Afloran en tu mente algunas ideas referentes al cadáver, pero las deshechas con rapidez. No malgastarás el tiempo acarreando el cuerpo de un hombre sin vida en una situación que se te antoja acuciante.

> ir a cementerio
Dejas atrás el panteón y regresas al lugar en el que despertaste.
Ante ti yace tendido en el césped el cuerpo inerte de un hombre cubierto de sangre.
A tu alrededor la oscuridad lo engulle todo salvo el tímido titilar de alguna estrella lejana. A través de la silenciosa noche aciertas a vislumbrar aquí y allá la alargada silueta de algún ciprés y los volúmenes inquietantemente esbozados de lo que sin duda son lápidas y tumbas.


> salir del panteón
Decides abandonar el panteón y salir de nuevo al exterior del cementerio atravesando la destrozada puerta de mármol.
El panteón se alza ante ti. Se trata de una pequeña construcción funeraria, del tipo que suelen encargar las familias más adineradas para que sus miembros sigan manteniendo una buena posición llegado el momento de dar el alma a quien se la dio.
El estilo arquitectónico trata de imitar el de las catedrales góticas de la vieja Europa, pero el paso del tiempo ha decidido no mostrar clemencia con algunos de los pináculos ornamentales que han debido venirse abajo muchos años atrás. El resto de la construcción aparece con la piedra envejecida y cubierta de líquenes.
La puerta de acceso está curiosamente hecha de mármol, y parece haber sido forzada recientemente para permitir el acceso al interior, pues gran parte de ella está hecha añicos en el suelo.
Un cable serpentea por el suelo cruzando el umbral hacia el interior partiendo desde un extraño dispositivo que hay en el césped.
Adentrándote en el cementerio en línea recta desde la puerta del panteón no tendrías dificultad en llegar de nuevo al lugar en el que dejaste el cuerpo de aquel hombre.


> oler líquido
Olfateas el líquido y al hacerlo percibes un aroma metálico.

> buscar cable
Sigues el cable con la vista, luego con el pie, y finalmente con la mano, cuando notas que sube por la pared de la tumba y se mete en su interior.

> mirar dentro de tumba
En la prácticamente absoluta oscuridad, tus ojos no serán suficientes para penetrar los secretos que la negrura del interior de la tumba esconda.

> examinar canto de la caja
En la casi completa oscuridad tus ojos apenas te son de utilidad. Palpas el borde con los dedos y los restriegas entre sí para notar que la humedad en un determinado punto de él se debe de un líquido de cierta viscosidad.

> x tumba
En la oscuridad, rodeas la caja de piedra, palpándola con tus dedos para hacerte con su forma. Al hacerlo notas que la tapa de piedra no está puesta, sino apartada a un lado, dejando el interior al aire. Uno de los cantos de la caja parece ligeramente húmedo.

> entrar en panteón
Casi sin poder evitarlo, te internas en la edificación.
La oscuridad dentro de esta pequeña construcción es si cabe aún mayor que en el exterior, y la atmósfera aquí está muy cargada.
Todo lo más que puedes intuir es el enorme bulto de piedra en forma de caja cuadrada que hay en el centro, prácticamente llenándolo todo. Sin duda debe tratarse de una tumba.
Puedes sentir alguna telaraña ocasional rozándote el rostro, y una importante cantidad de polvo o tierra que cruje bajo tus pisadas.
El único punto de claridad viene de la puerta destrozada que permite volver al exterior del cementerio.


> coger martillo pilón
Con gran esfuerzo coges el martillo pilón.
De nuevo, unos súbitos chispazos rasgan el aire momentáneamente con su brillo, y un chisporroteo eléctrico. En esta ocasión el efecto es si cabe más espectacular que antes, e incluso te da la sensación de que las chispas aparecen en el aire siguiendo líneas y trazando ciertos contornos, que no llegas a identificar dado que tal y como han aparecido desaparecen, dejando de nuevo la noche oscura y en silencio.


> inventario
Llevas contigo una fotografía.

> examinar sortija
Se trata de una inusual sortija construida en lo que parece ser oro, bastante desgastado. Trazados a lo largo de todo su contorno aparecen a diferentes alturas una serie de grabados con formas geométricas, que recuerdan vagamente a los de las culturas precolombinas de Mesoamérica.
Por alguna razón desconocida, contemplar esos grabados durante más de unos segundos te produce una inmensa desazón que te obliga a apartar la mirada.


> dejar asidera en soporte
Vuelves a dejar los conos unidos por la asidera en el gancho del que colgaban originalmente.

> mírate
Te tomas unos segundos para examinarte. No pareces estar herido, y aunque tu vestimenta diríase un poco anticuada no presenta desgarrones ni manchas de ningún tipo. Caes entonces en la cuenta de que en el pulgar de tu mano izquierda portas una sortija con grabados de una geometría inquietante. Extraño lugar para llevar tan extraño complemento.
En tu mano sostienes los dos conos unidos por la asidera.
Llevas contigo una fotografía.


> hablar por cono
Acercas los conos a tu cabeza mirándolos con detenimiento. De ellos no surge ningún sonido. Tratas entonces de hablar tú, pero tus cuerdas vocales son únicamente capaces de emitir un ronco gemido que te sorprende. Tu boca y tu garganta están extremadamente secas.

> coger asidera
Descuelgas la asidera del gancho del que pende. La mantienes en tu mano mientras contemplas el cono en cada uno de sus extremos y el delgado cable trenzado que lo une al resto del dispositivo.

> leer placa
El breve texto te resulta extraño. Está escrito en caracteres latinos, pero está formado por lo que parece una palabra de raíz griega y a continuación una abreviatura.

> examinar dispositivo
Se trata de un aparato no demasiado grande, cuyo cuerpo principal consiste en una caja de madera con una tapa con bisagra, abierta por la parte superior.
Te recuerda en cierta forma a un gramófono, pues vendría a ser de un tamaño equivalente y dispone también de una manivela en su parte derecha. Pero a diferencia de ese tipo de dispositivo, este aparato no dispone del característico y llamativo cono encargado de amplificar el sonido.
Todo lo más dispone de un par de pequeños conos que podrían guardar cierta similitud con el de un gramófono, pero de un tamaño muchísimo menor. Tanto es así que cada uno de ellos cabría en una mano.
Ambos conos quedan unidos por una barra de madera a modo de asidera de unos veinticinco centímetros, que deja cada uno de estos conos a cada extremo de la barra. Este conjunto de conos y asidera no se encuentra fijo al cuerpo del aparato, sino que permanece unido a él únicamente por un delgado cable trenzado de apenas medio metro, y reposa apoyado sobre un gancho que hay en el interior de la tapa.
Otro largo cable más grueso sale del lateral del aparato y serpentea por el suelo adentrándose en el panteón.
Sobre la caja existen algunos elementos adicionales, como un par de pequeñas cúpulas huecas de metal y varios tornillos y piezas cuya función se te escapa. Una pequeña placa metálica atornillada a un lateral de la caja lleva grabado un breve texto.


> ir a panteón
Con paso decidido, dejas atrás al finado y te encaminas hacia el desdibujado mausoleo.
El panteón se alza ante ti. Se trata de una pequeña construcción funeraria, del tipo que suelen encargar las familias más adineradas para que sus miembros sigan manteniendo una buena posición llegado el momento de dar el alma a quien se la dio.
El estilo arquitectónico trata de imitar el de las catedrales góticas de la vieja Europa, pero el paso del tiempo ha decidido no mostrar clemencia con algunos de los pináculos ornamentales que han debido venirse abajo muchos años atrás. El resto de la construcción aparece con la piedra envejecida y cubierta de líquenes.
La puerta de acceso está curiosamente hecha de mármol, y parece haber sido forzada recientemente para permitir el acceso al interior, pues gran parte de ella está hecha añicos en el suelo junto con un martillo pilón que se encuentra en perfecto estado.
Un cable serpentea por el suelo cruzando el umbral hacia el interior partiendo desde un extraño dispositivo que hay en el césped.
Adentrándote en el cementerio en línea recta desde la puerta del panteón no tendrías dificultad en llegar de nuevo al lugar en el que dejaste el cuerpo de aquel hombre.


> examinar lápidas
Solo aciertas a ver sus siluetas recortadas en la noche. Pero al fijarte más puedes discernir muy cerca de donde estás el contorno ominoso de un panteón.
Unos súbitos chispazos en el aire te sobresaltan momentáneamente con su resplandor y fugaz crepitar eléctrico. La misma rapidez que los ha hecho aparecer los lleva a desvanecerse, sin darte tiempo a reaccionar y dejando de nuevo la noche oscura y en silencio.


> examinar cipreses
Solo aciertas a intuir sus alargadas siluetas recortadas en la noche como silenciosos centinelas esbozados aquí y allá, repartidos entre las lápidas. Al ir haciendo tu vista a la lejanía y la oscuridad ahora eres también capaz de discernir, relativamente cerca de donde estás, la ominosa silueta de un panteón.

> recordar Miskatonic University
Desconoces la existencia de tal institución. Imaginas que a buen seguro será algún tipo de centro universitario, pero no recuerdas haberlo visitado jamás.

> examinar fotografía
Es una fotografía en color sepia, que muestra en primer plano a un par de hombres sonrientes, que posan para la toma en actitud de camaradería frente a un edificio coronado por el rótulo 'Miskatonic University'. Uno de los hombres parece ser el individuo muerto. El otro... tu mano tiembla mientras tratas de entender el significado de todo esto... el otro... eres tú.

> coger fotografía
Venciendo tu angustia inicial, acercas la mano al cuerpo del hombre yacente y separas ligeramente su chaqueta con dedos temblorosos. Con cuidado extraes la fotografía de su bolsillo y te haces con ella.

> coger fotografía y mirarla
Debes realizar una única acción cada vez.

> examinar fotografía
Desde aquí no puedes ver más que una esquina cubierta de tonos sepia, que te permite identificarla como una fotografía. Tal vez podrías cogerla para inspeccionarla mejor, pero eso implicaría acercarte y tocar el cuerpo de ese hombre. Un escalofrío recorre tu espinazo sólo de pensarlo.

>registrar bolsillo interior
Parece que el bolsillo contiene una fotografía.

> mirar la cara del hombre muerto
Está a todas luces muerto, con la cabeza cubierta de sangre. Al ser incapaz de recordar, por tu mente se desliza la fugaz sospecha de tu implicación en su muerte, pero la apartas horrorizado de tus pensamientos. Si algo o alguien lo ha matado, es posible que aún esté ahí afuera.
Echas tu temerosa mirada a un lado y otro de la noche, escrutante en busca de algún desconocido peligro. Tras unos momentos, la devuelves al cuerpo sin vida.
Notas entonces que algo parece asomar del bolsillo interior de su elegante chaqueta de tweed con coderas.


> examinar cuerpo
Está a todas luces muerto, con la cabeza cubierta de sangre. Al ser incapaz de recordar, por tu mente se desliza la fugaz sospecha de tu implicación en su muerte, pero la apartas horrorizado de tus pensamientos. Si algo o alguien lo ha matado, es posible que aún esté ahí afuera.
Echas tu temerosa mirada a un lado y otro de la noche, escrutante en busca de algún desconocido peligro. Tras unos momentos, la devuelves al cuerpo sin vida.
Notas entonces que algo parece asomar del bolsillo interior de su elegante chaqueta de tweed con coderas.


> start
Súbitamente sales del estado de estupefacción en el que te hallabas sumido.
Tu mente es un galimatías neblinoso que no acierta a recordar dónde te encuentras ni cuales habrán sido los sucesos que hayan tenido lugar, pero ante ti yace tendido en el césped el cuerpo inerte de un hombre cubierto de sangre.
A tu alrededor la oscuridad lo engulle todo salvo el tímido titilar de alguna estrella lejana. A través de la silenciosa noche aciertas a vislumbrar aquí y allá la alargada silueta de algún ciprés y los volúmenes inquietantemente esbozados de lo que sin duda son lápidas y tumbas.


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 08 Nov 2019 15:19 
Desconectado
Grafista
Grafista
Avatar de Usuario

Registrado: 13 Sep 2004 21:16
Mensajes: 671
Ubicación: Alginet - València
Spoiler: Mostrar
>BAJAR TUMBA

_________________
Dwalin


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 08 Nov 2019 16:00 
Desconectado
Archivero
Archivero
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Feb 2018 13:49
Mensajes: 292
Dwalin:

Spoiler: Mostrar
>BAJAR TUMBA

Con sumo cuidado accedes al interior de la caja de piedra y bajas unos cuantos de los peldaños tallados en el suelo de roca, mientras te internas en la negrura.

La oscuridad es total en este angosto túnel que desciende desde la tumba. Puedes sentir bajo los pies los escalones que te han traído aquí desde arriba, y que notas que continúan bajando. Todos los sonidos parecen haberse amortiguado ante la estrechez y la profundidad.





>ex interior tumba
Notas que el interior está vacío, y que contra todo pronóstico el fondo de la tumba no es plano, sino que parece ser escalonado, como si hubiera dentro unos peldaños para descender.

>ex tumba
En la oscuridad, rodeas la caja de piedra, palpándola con tus dedos para hacerte con su forma. Al hacerlo notas que la tapa de piedra no está puesta, sino apartada a un lado, dejando el interior al aire. Uno de los cantos de la caja parece ligeramente húmedo.

>abrir tumba
La tumba ya está abierta. Un escalofrío recorre tu espinazo.

>buscar cable
Sigues el cable con la vista, luego con el pie, y finalmente con la mano, cuando notas que sube por la pared de la tumba y se mete en su interior.

>entrar en panteón
Casi sin poder evitarlo, te internas en la edificación.
La oscuridad dentro de esta pequeña construcción es si cabe aún mayor que en el exterior, y la atmósfera aquí está muy cargada.
Todo lo más que puedes intuir es el enorme bulto de piedra en forma de caja cuadrada que hay en el centro, prácticamente llenándolo todo. Sin duda debe tratarse de una tumba.
Puedes sentir alguna telaraña ocasional rozándote el rostro, y una importante cantidad de polvo o tierra que cruje bajo tus pisadas.
El único punto de claridad viene de la puerta destrozada que permite volver al exterior del cementerio.


>leer texto
El breve texto te resulta extraño. Está escrito en caracteres latinos, pero está formado por lo que parece una palabra de raíz griega y a continuación una abreviatura.

>ex dispositivo
Se trata de un aparato no demasiado grande, cuyo cuerpo principal consiste en una caja de madera con una tapa con bisagra, abierta por la parte superior.
Te recuerda en cierta forma a un gramófono, pues vendría a ser de un tamaño equivalente y dispone también de una manivela en su parte derecha. Pero a diferencia de ese tipo de dispositivo, este aparato no dispone del característico y llamativo cono encargado de amplificar el sonido.
Todo lo más dispone de un par de pequeños conos que podrían guardar cierta similitud con el de un gramófono, pero de un tamaño muchísimo menor. Tanto es así que cada uno de ellos cabría en una mano.
Ambos conos quedan unidos por una barra de madera a modo de asidera de unos veinticinco centímetros, que deja cada uno de estos conos a cada extremo de la barra. Este conjunto de conos y asidera no se encuentra fijo al cuerpo del aparato, sino que permanece unido a él únicamente por un delgado cable trenzado de apenas medio metro, y reposa apoyado sobre un gancho que hay en el interior de la tapa.
Otro largo cable más grueso sale del lateral del aparato y serpentea por el suelo adentrándose en el panteón.
Sobre la caja existen algunos elementos adicionales, como un par de pequeñas cúpulas huecas de metal y varios tornillos y piezas cuya función se te escapa. Una pequeña placa metálica atornillada a un lateral de la caja lleva grabado un breve texto.


>acércate al panteon
Con paso decidido, dejas atrás al finado y te encaminas hacia el desdibujado mausoleo.
El panteón se alza ante ti. Se trata de una pequeña construcción funeraria, del tipo que suelen encargar las familias más adineradas para que sus miembros sigan manteniendo una buena posición llegado el momento de dar el alma a quien se la dio.
El estilo arquitectónico trata de imitar el de las catedrales góticas de la vieja Europa, pero el paso del tiempo ha decidido no mostrar clemencia con algunos de los pináculos ornamentales que han debido venirse abajo muchos años atrás. El resto de la construcción aparece con la piedra envejecida y cubierta de líquenes.
La puerta de acceso está curiosamente hecha de mármol, y parece haber sido forzada recientemente para permitir el acceso al interior, pues gran parte de ella está hecha añicos en el suelo junto con un martillo pilón que se encuentra en perfecto estado.
Un cable serpentea por el suelo cruzando el umbral hacia el interior partiendo desde un extraño dispositivo que hay en el césped.
Adentrándote en el cementerio en línea recta desde la puerta del panteón no tendrías dificultad en llegar de nuevo al lugar en el que dejaste el cuerpo de aquel hombre.
Unos súbitos chispazos en el aire te sobresaltan momentáneamente con su resplandor y fugaz crepitar eléctrico. La misma rapidez que los ha hecho aparecer los lleva a desvanecerse, sin darte tiempo a reaccionar y dejando de nuevo la noche oscura y en silencio.


>ex panteon
Parece ser una pequeña construcción funeraria, que por su altura destaca de entre el resto de las tumbas y lápidas. En la oscuridad y desde esta distancia, no hay mucha más información que puedas obtener.

>ex tumbas
Solo aciertas a ver sus siluetas recortadas en la noche. Pero al fijarte más puedes discernir muy cerca de donde estás el contorno ominoso de un panteón.

> salidas
Sin otra referencia de a dónde encaminarte, en medio de la noche todas las direcciones para adentrarte en el cementerio te parecen iguales .

> quítate el anillo
Sin saber demasiado bien cuál es el motivo que te impulsa a hacerlo, tratas separar la sortija de tu pulgar.
Llevas tu otra mano al anillo, y comienzas a tirar mientras sientes bajo las yemas de sus dedos los rugosos grabados de la alhaja.
Descubres entonces que se encuentra extremadamente ceñida al contorno de tu falange. No lo hace de manera dolorosa, pero el grosor de tu articulación le impide salir.


> ex foto
Desde aquí no puedes ver más que una esquina cubierta de tonos sepia, que te permite identificarla como una fotografía. Tal vez podrías cogerla para inspeccionarla mejor, pero eso implicaría acercarte y tocar el cuerpo de ese hombre. Un escalofrío recorre tu espinazo sólo de pensarlo.

> examinar bolsillo
Parece que el bolsillo contiene una fotografía.

>examinar cadaver
Está a todas luces muerto, con la cabeza cubierta de sangre. Al ser incapaz de recordar, por tu mente se desliza la fugaz sospecha de tu implicación en su muerte, pero la apartas horrorizado de tus pensamientos. Si algo o alguien lo ha matado, es posible que aún esté ahí afuera.
Echas tu temerosa mirada a un lado y otro de la noche, escrutante en busca de algún desconocido peligro. Tras unos momentos, la devuelves al cuerpo sin vida.
Notas entonces que algo parece asomar del bolsillo interior de su elegante chaqueta de tweed con coderas.


> examinate
Te tomas unos segundos para examinarte. No pareces estar herido, y aunque tu vestimenta diríase un poco anticuada no presenta desgarrones ni manchas de ningún tipo. Caes entonces en la cuenta de que en el pulgar de tu mano izquierda portas una sortija con grabados de una geometría inquietante. Extraño lugar para llevar tan extraño complemento.
Tu inventario está vacío.


> inventario
Tu inventario está vacío.

> start
Súbitamente sales del estado de estupefacción en el que te hallabas sumido.
Tu mente es un galimatías neblinoso que no acierta a recordar dónde te encuentras ni cuales habrán sido los sucesos que hayan tenido lugar, pero ante ti yace tendido en el césped el cuerpo inerte de un hombre cubierto de sangre.
A tu alrededor la oscuridad lo engulle todo salvo el tímido titilar de alguna estrella lejana. A través de la silenciosa noche aciertas a vislumbrar aquí y allá la alargada silueta de algún ciprés y los volúmenes inquietantemente esbozados de lo que sin duda son lápidas y tumbas.


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 09 Nov 2019 09:42 
Desconectado
Implementador
Implementador
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Ene 2010 20:38
Mensajes: 1446
Spoiler: Mostrar
> tirar de cable


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 09 Nov 2019 12:22 
Desconectado
Archivero
Archivero
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Feb 2018 13:49
Mensajes: 292
Comely:

Spoiler: Mostrar
> tirar de cable
El cable se desliza durante algunos metros proporcionando una cierta holgura, hasta que finalmente notas que queda tenso, por quedar trabado en algo en el otro extremo o en algún punto de su recorrido.



> examinar montón de chatarra
No son más que restos inútiles desperdigados aquí y allá de algo que alguna vez tuvo alguna función. Un cable parte de sus proximidades y se interna en el panteón.

> destruir dispositivo con mazo
Bajo tus golpes, el dispositivo queda reducido a un montón de chatarra irreconocible.

> examinar panteón
El mausoleo es una pequeña edificación con ínfulas catedralicias que se encuentra en condiciones lamentables debido al paso del tiempo. No dispone de ventanas reales, sino de simples adornos tallados en forma de arcos ojivales. Parte de su señorial puerta de mármol ha sido reducida a añicos para permitir el acceso. Tallado en su piedra aún pueden entreverse las palabras "Familia Warren".

> levantar sortija al cielo
Alzas el brazo que porta la sortija ofreciéndola al cielo infinito y plagado de estrellas. Esperas tal vez una reacción, una señal, un leve cambio en su impasible titilar. Pero las alturas te contemplan mudas, ciegas a tus pasiones y con la imperturbable indiferencia oriental de un poderoso sultán.

> volver a panteón
Dejas atrás el cuerpo del hombre y te acercas de nuevo hasta el cercano mausoleo.
El panteón se alza ante ti. Se trata de una pequeña construcción funeraria, del tipo que suelen encargar las familias más adineradas para que sus miembros sigan manteniendo una buena posición llegado el momento de dar el alma a quien se la dio.
El estilo arquitectónico trata de imitar el de las catedrales góticas de la vieja Europa, pero el paso del tiempo ha decidido no mostrar clemencia con algunos de los pináculos ornamentales que han debido venirse abajo muchos años atrás. El resto de la construcción aparece con la piedra envejecida y cubierta de líquenes.
La puerta de acceso está curiosamente hecha de mármol, y parece haber sido forzada recientemente para permitir el acceso al interior, pues gran parte de ella está hecha añicos en el suelo.
Un cable serpentea por el suelo cruzando el umbral hacia el interior partiendo desde un extraño dispositivo que hay en el césped.
Adentrándote en el cementerio en línea recta desde la puerta del panteón no tendrías dificultad en llegar de nuevo al lugar en el que dejaste el cuerpo de aquel hombre.


>registrar cuerpo
Venciendo tus reparos iniciales registras el cuerpo del hombre, pero no encuentras nada más.
Por tercera vez el vacío de la noche se llena de chispas fugaces y chasquidos eléctricos, en mayor número y durante más tiempo que antes. Terminan definiendo en el aire mediante arcos voltaicos el contorno de una horrible silueta vagamente animal, que con movimientos sincopados parece olisquear el aire hasta que fija la mirada en ti. Cuando está a punto de abalanzarse sobre ti con pose felina, las chispas se desvanecen una vez más sin darte tiempo a reaccionar.


> mover cuerpo
Afloran en tu mente algunas ideas referentes al cadáver, pero las deshechas con rapidez. No malgastarás el tiempo acarreando el cuerpo de un hombre sin vida en una situación que se te antoja acuciante.

> ir a cementerio
Dejas atrás el panteón y regresas al lugar en el que despertaste.
Ante ti yace tendido en el césped el cuerpo inerte de un hombre cubierto de sangre.
A tu alrededor la oscuridad lo engulle todo salvo el tímido titilar de alguna estrella lejana. A través de la silenciosa noche aciertas a vislumbrar aquí y allá la alargada silueta de algún ciprés y los volúmenes inquietantemente esbozados de lo que sin duda son lápidas y tumbas.


> salir del panteón
Decides abandonar el panteón y salir de nuevo al exterior del cementerio atravesando la destrozada puerta de mármol.
El panteón se alza ante ti. Se trata de una pequeña construcción funeraria, del tipo que suelen encargar las familias más adineradas para que sus miembros sigan manteniendo una buena posición llegado el momento de dar el alma a quien se la dio.
El estilo arquitectónico trata de imitar el de las catedrales góticas de la vieja Europa, pero el paso del tiempo ha decidido no mostrar clemencia con algunos de los pináculos ornamentales que han debido venirse abajo muchos años atrás. El resto de la construcción aparece con la piedra envejecida y cubierta de líquenes.
La puerta de acceso está curiosamente hecha de mármol, y parece haber sido forzada recientemente para permitir el acceso al interior, pues gran parte de ella está hecha añicos en el suelo.
Un cable serpentea por el suelo cruzando el umbral hacia el interior partiendo desde un extraño dispositivo que hay en el césped.
Adentrándote en el cementerio en línea recta desde la puerta del panteón no tendrías dificultad en llegar de nuevo al lugar en el que dejaste el cuerpo de aquel hombre.


> oler líquido
Olfateas el líquido y al hacerlo percibes un aroma metálico.

> buscar cable
Sigues el cable con la vista, luego con el pie, y finalmente con la mano, cuando notas que sube por la pared de la tumba y se mete en su interior.

> mirar dentro de tumba
En la prácticamente absoluta oscuridad, tus ojos no serán suficientes para penetrar los secretos que la negrura del interior de la tumba esconda.

> examinar canto de la caja
En la casi completa oscuridad tus ojos apenas te son de utilidad. Palpas el borde con los dedos y los restriegas entre sí para notar que la humedad en un determinado punto de él se debe de un líquido de cierta viscosidad.

> x tumba
En la oscuridad, rodeas la caja de piedra, palpándola con tus dedos para hacerte con su forma. Al hacerlo notas que la tapa de piedra no está puesta, sino apartada a un lado, dejando el interior al aire. Uno de los cantos de la caja parece ligeramente húmedo.

> entrar en panteón
Casi sin poder evitarlo, te internas en la edificación.
La oscuridad dentro de esta pequeña construcción es si cabe aún mayor que en el exterior, y la atmósfera aquí está muy cargada.
Todo lo más que puedes intuir es el enorme bulto de piedra en forma de caja cuadrada que hay en el centro, prácticamente llenándolo todo. Sin duda debe tratarse de una tumba.
Puedes sentir alguna telaraña ocasional rozándote el rostro, y una importante cantidad de polvo o tierra que cruje bajo tus pisadas.
El único punto de claridad viene de la puerta destrozada que permite volver al exterior del cementerio.


> coger martillo pilón
Con gran esfuerzo coges el martillo pilón.
De nuevo, unos súbitos chispazos rasgan el aire momentáneamente con su brillo, y un chisporroteo eléctrico. En esta ocasión el efecto es si cabe más espectacular que antes, e incluso te da la sensación de que las chispas aparecen en el aire siguiendo líneas y trazando ciertos contornos, que no llegas a identificar dado que tal y como han aparecido desaparecen, dejando de nuevo la noche oscura y en silencio.


> inventario
Llevas contigo una fotografía.

> examinar sortija
Se trata de una inusual sortija construida en lo que parece ser oro, bastante desgastado. Trazados a lo largo de todo su contorno aparecen a diferentes alturas una serie de grabados con formas geométricas, que recuerdan vagamente a los de las culturas precolombinas de Mesoamérica.
Por alguna razón desconocida, contemplar esos grabados durante más de unos segundos te produce una inmensa desazón que te obliga a apartar la mirada.


> dejar asidera en soporte
Vuelves a dejar los conos unidos por la asidera en el gancho del que colgaban originalmente.

> mírate
Te tomas unos segundos para examinarte. No pareces estar herido, y aunque tu vestimenta diríase un poco anticuada no presenta desgarrones ni manchas de ningún tipo. Caes entonces en la cuenta de que en el pulgar de tu mano izquierda portas una sortija con grabados de una geometría inquietante. Extraño lugar para llevar tan extraño complemento.
En tu mano sostienes los dos conos unidos por la asidera.
Llevas contigo una fotografía.


> hablar por cono
Acercas los conos a tu cabeza mirándolos con detenimiento. De ellos no surge ningún sonido. Tratas entonces de hablar tú, pero tus cuerdas vocales son únicamente capaces de emitir un ronco gemido que te sorprende. Tu boca y tu garganta están extremadamente secas.

> coger asidera
Descuelgas la asidera del gancho del que pende. La mantienes en tu mano mientras contemplas el cono en cada uno de sus extremos y el delgado cable trenzado que lo une al resto del dispositivo.

> leer placa
El breve texto te resulta extraño. Está escrito en caracteres latinos, pero está formado por lo que parece una palabra de raíz griega y a continuación una abreviatura.

> examinar dispositivo
Se trata de un aparato no demasiado grande, cuyo cuerpo principal consiste en una caja de madera con una tapa con bisagra, abierta por la parte superior.
Te recuerda en cierta forma a un gramófono, pues vendría a ser de un tamaño equivalente y dispone también de una manivela en su parte derecha. Pero a diferencia de ese tipo de dispositivo, este aparato no dispone del característico y llamativo cono encargado de amplificar el sonido.
Todo lo más dispone de un par de pequeños conos que podrían guardar cierta similitud con el de un gramófono, pero de un tamaño muchísimo menor. Tanto es así que cada uno de ellos cabría en una mano.
Ambos conos quedan unidos por una barra de madera a modo de asidera de unos veinticinco centímetros, que deja cada uno de estos conos a cada extremo de la barra. Este conjunto de conos y asidera no se encuentra fijo al cuerpo del aparato, sino que permanece unido a él únicamente por un delgado cable trenzado de apenas medio metro, y reposa apoyado sobre un gancho que hay en el interior de la tapa.
Otro largo cable más grueso sale del lateral del aparato y serpentea por el suelo adentrándose en el panteón.
Sobre la caja existen algunos elementos adicionales, como un par de pequeñas cúpulas huecas de metal y varios tornillos y piezas cuya función se te escapa. Una pequeña placa metálica atornillada a un lateral de la caja lleva grabado un breve texto.


> ir a panteón
Con paso decidido, dejas atrás al finado y te encaminas hacia el desdibujado mausoleo.
El panteón se alza ante ti. Se trata de una pequeña construcción funeraria, del tipo que suelen encargar las familias más adineradas para que sus miembros sigan manteniendo una buena posición llegado el momento de dar el alma a quien se la dio.
El estilo arquitectónico trata de imitar el de las catedrales góticas de la vieja Europa, pero el paso del tiempo ha decidido no mostrar clemencia con algunos de los pináculos ornamentales que han debido venirse abajo muchos años atrás. El resto de la construcción aparece con la piedra envejecida y cubierta de líquenes.
La puerta de acceso está curiosamente hecha de mármol, y parece haber sido forzada recientemente para permitir el acceso al interior, pues gran parte de ella está hecha añicos en el suelo junto con un martillo pilón que se encuentra en perfecto estado.
Un cable serpentea por el suelo cruzando el umbral hacia el interior partiendo desde un extraño dispositivo que hay en el césped.
Adentrándote en el cementerio en línea recta desde la puerta del panteón no tendrías dificultad en llegar de nuevo al lugar en el que dejaste el cuerpo de aquel hombre.


> examinar lápidas
Solo aciertas a ver sus siluetas recortadas en la noche. Pero al fijarte más puedes discernir muy cerca de donde estás el contorno ominoso de un panteón.
Unos súbitos chispazos en el aire te sobresaltan momentáneamente con su resplandor y fugaz crepitar eléctrico. La misma rapidez que los ha hecho aparecer los lleva a desvanecerse, sin darte tiempo a reaccionar y dejando de nuevo la noche oscura y en silencio.


> examinar cipreses
Solo aciertas a intuir sus alargadas siluetas recortadas en la noche como silenciosos centinelas esbozados aquí y allá, repartidos entre las lápidas. Al ir haciendo tu vista a la lejanía y la oscuridad ahora eres también capaz de discernir, relativamente cerca de donde estás, la ominosa silueta de un panteón.

> recordar Miskatonic University
Desconoces la existencia de tal institución. Imaginas que a buen seguro será algún tipo de centro universitario, pero no recuerdas haberlo visitado jamás.

> examinar fotografía
Es una fotografía en color sepia, que muestra en primer plano a un par de hombres sonrientes, que posan para la toma en actitud de camaradería frente a un edificio coronado por el rótulo 'Miskatonic University'. Uno de los hombres parece ser el individuo muerto. El otro... tu mano tiembla mientras tratas de entender el significado de todo esto... el otro... eres tú.

> coger fotografía
Venciendo tu angustia inicial, acercas la mano al cuerpo del hombre yacente y separas ligeramente su chaqueta con dedos temblorosos. Con cuidado extraes la fotografía de su bolsillo y te haces con ella.

> coger fotografía y mirarla
Debes realizar una única acción cada vez.

> examinar fotografía
Desde aquí no puedes ver más que una esquina cubierta de tonos sepia, que te permite identificarla como una fotografía. Tal vez podrías cogerla para inspeccionarla mejor, pero eso implicaría acercarte y tocar el cuerpo de ese hombre. Un escalofrío recorre tu espinazo sólo de pensarlo.

>registrar bolsillo interior
Parece que el bolsillo contiene una fotografía.

> mirar la cara del hombre muerto
Está a todas luces muerto, con la cabeza cubierta de sangre. Al ser incapaz de recordar, por tu mente se desliza la fugaz sospecha de tu implicación en su muerte, pero la apartas horrorizado de tus pensamientos. Si algo o alguien lo ha matado, es posible que aún esté ahí afuera.
Echas tu temerosa mirada a un lado y otro de la noche, escrutante en busca de algún desconocido peligro. Tras unos momentos, la devuelves al cuerpo sin vida.
Notas entonces que algo parece asomar del bolsillo interior de su elegante chaqueta de tweed con coderas.


> examinar cuerpo
Está a todas luces muerto, con la cabeza cubierta de sangre. Al ser incapaz de recordar, por tu mente se desliza la fugaz sospecha de tu implicación en su muerte, pero la apartas horrorizado de tus pensamientos. Si algo o alguien lo ha matado, es posible que aún esté ahí afuera.
Echas tu temerosa mirada a un lado y otro de la noche, escrutante en busca de algún desconocido peligro. Tras unos momentos, la devuelves al cuerpo sin vida.
Notas entonces que algo parece asomar del bolsillo interior de su elegante chaqueta de tweed con coderas.


> start
Súbitamente sales del estado de estupefacción en el que te hallabas sumido.
Tu mente es un galimatías neblinoso que no acierta a recordar dónde te encuentras ni cuales habrán sido los sucesos que hayan tenido lugar, pero ante ti yace tendido en el césped el cuerpo inerte de un hombre cubierto de sangre.
A tu alrededor la oscuridad lo engulle todo salvo el tímido titilar de alguna estrella lejana. A través de la silenciosa noche aciertas a vislumbrar aquí y allá la alargada silueta de algún ciprés y los volúmenes inquietantemente esbozados de lo que sin duda son lápidas y tumbas.


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 09 Nov 2019 14:21 
Desconectado
Implementador
Implementador
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Ene 2010 20:38
Mensajes: 1446
Spoiler: Mostrar
> seguir cable


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: 09 Nov 2019 15:01 
Desconectado
Archivero
Archivero
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Feb 2018 13:49
Mensajes: 292
Comely:

Spoiler: Mostrar
> seguir cable
Siguiendo la dirección del cable te internas en la edificación.

La oscuridad dentro de esta pequeña construcción es si cabe aún mayor que en el exterior, y la atmósfera aquí está muy cargada.
Todo lo más que puedes intuir es el enorme bulto de piedra en forma de caja cuadrada que hay en el centro, prácticamente llenándolo todo. Sin duda debe tratarse de una tumba.
Puedes sentir alguna telaraña ocasional rozándote el rostro, y una importante cantidad de polvo o tierra que cruje bajo tus pisadas.
El único punto de claridad viene de la puerta destrozada que permite volver al exterior del cementerio.





> tirar de cable
El cable se desliza durante algunos metros proporcionando una cierta holgura, hasta que finalmente notas que queda tenso, por quedar trabado en algo en el otro extremo o en algún punto de su recorrido.

> examinar montón de chatarra
No son más que restos inútiles desperdigados aquí y allá de algo que alguna vez tuvo alguna función. Un cable parte de sus proximidades y se interna en el panteón.

> destruir dispositivo con mazo
Bajo tus golpes, el dispositivo queda reducido a un montón de chatarra irreconocible.

> examinar panteón
El mausoleo es una pequeña edificación con ínfulas catedralicias que se encuentra en condiciones lamentables debido al paso del tiempo. No dispone de ventanas reales, sino de simples adornos tallados en forma de arcos ojivales. Parte de su señorial puerta de mármol ha sido reducida a añicos para permitir el acceso. Tallado en su piedra aún pueden entreverse las palabras "Familia Warren".

> levantar sortija al cielo
Alzas el brazo que porta la sortija ofreciéndola al cielo infinito y plagado de estrellas. Esperas tal vez una reacción, una señal, un leve cambio en su impasible titilar. Pero las alturas te contemplan mudas, ciegas a tus pasiones y con la imperturbable indiferencia oriental de un poderoso sultán.

> volver a panteón
Dejas atrás el cuerpo del hombre y te acercas de nuevo hasta el cercano mausoleo.
El panteón se alza ante ti. Se trata de una pequeña construcción funeraria, del tipo que suelen encargar las familias más adineradas para que sus miembros sigan manteniendo una buena posición llegado el momento de dar el alma a quien se la dio.
El estilo arquitectónico trata de imitar el de las catedrales góticas de la vieja Europa, pero el paso del tiempo ha decidido no mostrar clemencia con algunos de los pináculos ornamentales que han debido venirse abajo muchos años atrás. El resto de la construcción aparece con la piedra envejecida y cubierta de líquenes.
La puerta de acceso está curiosamente hecha de mármol, y parece haber sido forzada recientemente para permitir el acceso al interior, pues gran parte de ella está hecha añicos en el suelo.
Un cable serpentea por el suelo cruzando el umbral hacia el interior partiendo desde un extraño dispositivo que hay en el césped.
Adentrándote en el cementerio en línea recta desde la puerta del panteón no tendrías dificultad en llegar de nuevo al lugar en el que dejaste el cuerpo de aquel hombre.


>registrar cuerpo
Venciendo tus reparos iniciales registras el cuerpo del hombre, pero no encuentras nada más.
Por tercera vez el vacío de la noche se llena de chispas fugaces y chasquidos eléctricos, en mayor número y durante más tiempo que antes. Terminan definiendo en el aire mediante arcos voltaicos el contorno de una horrible silueta vagamente animal, que con movimientos sincopados parece olisquear el aire hasta que fija la mirada en ti. Cuando está a punto de abalanzarse sobre ti con pose felina, las chispas se desvanecen una vez más sin darte tiempo a reaccionar.


> mover cuerpo
Afloran en tu mente algunas ideas referentes al cadáver, pero las deshechas con rapidez. No malgastarás el tiempo acarreando el cuerpo de un hombre sin vida en una situación que se te antoja acuciante.

> ir a cementerio
Dejas atrás el panteón y regresas al lugar en el que despertaste.
Ante ti yace tendido en el césped el cuerpo inerte de un hombre cubierto de sangre.
A tu alrededor la oscuridad lo engulle todo salvo el tímido titilar de alguna estrella lejana. A través de la silenciosa noche aciertas a vislumbrar aquí y allá la alargada silueta de algún ciprés y los volúmenes inquietantemente esbozados de lo que sin duda son lápidas y tumbas.


> salir del panteón
Decides abandonar el panteón y salir de nuevo al exterior del cementerio atravesando la destrozada puerta de mármol.
El panteón se alza ante ti. Se trata de una pequeña construcción funeraria, del tipo que suelen encargar las familias más adineradas para que sus miembros sigan manteniendo una buena posición llegado el momento de dar el alma a quien se la dio.
El estilo arquitectónico trata de imitar el de las catedrales góticas de la vieja Europa, pero el paso del tiempo ha decidido no mostrar clemencia con algunos de los pináculos ornamentales que han debido venirse abajo muchos años atrás. El resto de la construcción aparece con la piedra envejecida y cubierta de líquenes.
La puerta de acceso está curiosamente hecha de mármol, y parece haber sido forzada recientemente para permitir el acceso al interior, pues gran parte de ella está hecha añicos en el suelo.
Un cable serpentea por el suelo cruzando el umbral hacia el interior partiendo desde un extraño dispositivo que hay en el césped.
Adentrándote en el cementerio en línea recta desde la puerta del panteón no tendrías dificultad en llegar de nuevo al lugar en el que dejaste el cuerpo de aquel hombre.


> oler líquido
Olfateas el líquido y al hacerlo percibes un aroma metálico.

> buscar cable
Sigues el cable con la vista, luego con el pie, y finalmente con la mano, cuando notas que sube por la pared de la tumba y se mete en su interior.

> mirar dentro de tumba
En la prácticamente absoluta oscuridad, tus ojos no serán suficientes para penetrar los secretos que la negrura del interior de la tumba esconda.

> examinar canto de la caja
En la casi completa oscuridad tus ojos apenas te son de utilidad. Palpas el borde con los dedos y los restriegas entre sí para notar que la humedad en un determinado punto de él se debe de un líquido de cierta viscosidad.

> x tumba
En la oscuridad, rodeas la caja de piedra, palpándola con tus dedos para hacerte con su forma. Al hacerlo notas que la tapa de piedra no está puesta, sino apartada a un lado, dejando el interior al aire. Uno de los cantos de la caja parece ligeramente húmedo.

> entrar en panteón
Casi sin poder evitarlo, te internas en la edificación.
La oscuridad dentro de esta pequeña construcción es si cabe aún mayor que en el exterior, y la atmósfera aquí está muy cargada.
Todo lo más que puedes intuir es el enorme bulto de piedra en forma de caja cuadrada que hay en el centro, prácticamente llenándolo todo. Sin duda debe tratarse de una tumba.
Puedes sentir alguna telaraña ocasional rozándote el rostro, y una importante cantidad de polvo o tierra que cruje bajo tus pisadas.
El único punto de claridad viene de la puerta destrozada que permite volver al exterior del cementerio.


> coger martillo pilón
Con gran esfuerzo coges el martillo pilón.
De nuevo, unos súbitos chispazos rasgan el aire momentáneamente con su brillo, y un chisporroteo eléctrico. En esta ocasión el efecto es si cabe más espectacular que antes, e incluso te da la sensación de que las chispas aparecen en el aire siguiendo líneas y trazando ciertos contornos, que no llegas a identificar dado que tal y como han aparecido desaparecen, dejando de nuevo la noche oscura y en silencio.


> inventario
Llevas contigo una fotografía.

> examinar sortija
Se trata de una inusual sortija construida en lo que parece ser oro, bastante desgastado. Trazados a lo largo de todo su contorno aparecen a diferentes alturas una serie de grabados con formas geométricas, que recuerdan vagamente a los de las culturas precolombinas de Mesoamérica.
Por alguna razón desconocida, contemplar esos grabados durante más de unos segundos te produce una inmensa desazón que te obliga a apartar la mirada.


> dejar asidera en soporte
Vuelves a dejar los conos unidos por la asidera en el gancho del que colgaban originalmente.

> mírate
Te tomas unos segundos para examinarte. No pareces estar herido, y aunque tu vestimenta diríase un poco anticuada no presenta desgarrones ni manchas de ningún tipo. Caes entonces en la cuenta de que en el pulgar de tu mano izquierda portas una sortija con grabados de una geometría inquietante. Extraño lugar para llevar tan extraño complemento.
En tu mano sostienes los dos conos unidos por la asidera.
Llevas contigo una fotografía.


> hablar por cono
Acercas los conos a tu cabeza mirándolos con detenimiento. De ellos no surge ningún sonido. Tratas entonces de hablar tú, pero tus cuerdas vocales son únicamente capaces de emitir un ronco gemido que te sorprende. Tu boca y tu garganta están extremadamente secas.

> coger asidera
Descuelgas la asidera del gancho del que pende. La mantienes en tu mano mientras contemplas el cono en cada uno de sus extremos y el delgado cable trenzado que lo une al resto del dispositivo.

> leer placa
El breve texto te resulta extraño. Está escrito en caracteres latinos, pero está formado por lo que parece una palabra de raíz griega y a continuación una abreviatura.

> examinar dispositivo
Se trata de un aparato no demasiado grande, cuyo cuerpo principal consiste en una caja de madera con una tapa con bisagra, abierta por la parte superior.
Te recuerda en cierta forma a un gramófono, pues vendría a ser de un tamaño equivalente y dispone también de una manivela en su parte derecha. Pero a diferencia de ese tipo de dispositivo, este aparato no dispone del característico y llamativo cono encargado de amplificar el sonido.
Todo lo más dispone de un par de pequeños conos que podrían guardar cierta similitud con el de un gramófono, pero de un tamaño muchísimo menor. Tanto es así que cada uno de ellos cabría en una mano.
Ambos conos quedan unidos por una barra de madera a modo de asidera de unos veinticinco centímetros, que deja cada uno de estos conos a cada extremo de la barra. Este conjunto de conos y asidera no se encuentra fijo al cuerpo del aparato, sino que permanece unido a él únicamente por un delgado cable trenzado de apenas medio metro, y reposa apoyado sobre un gancho que hay en el interior de la tapa.
Otro largo cable más grueso sale del lateral del aparato y serpentea por el suelo adentrándose en el panteón.
Sobre la caja existen algunos elementos adicionales, como un par de pequeñas cúpulas huecas de metal y varios tornillos y piezas cuya función se te escapa. Una pequeña placa metálica atornillada a un lateral de la caja lleva grabado un breve texto.


> ir a panteón
Con paso decidido, dejas atrás al finado y te encaminas hacia el desdibujado mausoleo.
El panteón se alza ante ti. Se trata de una pequeña construcción funeraria, del tipo que suelen encargar las familias más adineradas para que sus miembros sigan manteniendo una buena posición llegado el momento de dar el alma a quien se la dio.
El estilo arquitectónico trata de imitar el de las catedrales góticas de la vieja Europa, pero el paso del tiempo ha decidido no mostrar clemencia con algunos de los pináculos ornamentales que han debido venirse abajo muchos años atrás. El resto de la construcción aparece con la piedra envejecida y cubierta de líquenes.
La puerta de acceso está curiosamente hecha de mármol, y parece haber sido forzada recientemente para permitir el acceso al interior, pues gran parte de ella está hecha añicos en el suelo junto con un martillo pilón que se encuentra en perfecto estado.
Un cable serpentea por el suelo cruzando el umbral hacia el interior partiendo desde un extraño dispositivo que hay en el césped.
Adentrándote en el cementerio en línea recta desde la puerta del panteón no tendrías dificultad en llegar de nuevo al lugar en el que dejaste el cuerpo de aquel hombre.


> examinar lápidas
Solo aciertas a ver sus siluetas recortadas en la noche. Pero al fijarte más puedes discernir muy cerca de donde estás el contorno ominoso de un panteón.
Unos súbitos chispazos en el aire te sobresaltan momentáneamente con su resplandor y fugaz crepitar eléctrico. La misma rapidez que los ha hecho aparecer los lleva a desvanecerse, sin darte tiempo a reaccionar y dejando de nuevo la noche oscura y en silencio.


> examinar cipreses
Solo aciertas a intuir sus alargadas siluetas recortadas en la noche como silenciosos centinelas esbozados aquí y allá, repartidos entre las lápidas. Al ir haciendo tu vista a la lejanía y la oscuridad ahora eres también capaz de discernir, relativamente cerca de donde estás, la ominosa silueta de un panteón.

> recordar Miskatonic University
Desconoces la existencia de tal institución. Imaginas que a buen seguro será algún tipo de centro universitario, pero no recuerdas haberlo visitado jamás.

> examinar fotografía
Es una fotografía en color sepia, que muestra en primer plano a un par de hombres sonrientes, que posan para la toma en actitud de camaradería frente a un edificio coronado por el rótulo 'Miskatonic University'. Uno de los hombres parece ser el individuo muerto. El otro... tu mano tiembla mientras tratas de entender el significado de todo esto... el otro... eres tú.

> coger fotografía
Venciendo tu angustia inicial, acercas la mano al cuerpo del hombre yacente y separas ligeramente su chaqueta con dedos temblorosos. Con cuidado extraes la fotografía de su bolsillo y te haces con ella.

> coger fotografía y mirarla
Debes realizar una única acción cada vez.

> examinar fotografía
Desde aquí no puedes ver más que una esquina cubierta de tonos sepia, que te permite identificarla como una fotografía. Tal vez podrías cogerla para inspeccionarla mejor, pero eso implicaría acercarte y tocar el cuerpo de ese hombre. Un escalofrío recorre tu espinazo sólo de pensarlo.

>registrar bolsillo interior
Parece que el bolsillo contiene una fotografía.

> mirar la cara del hombre muerto
Está a todas luces muerto, con la cabeza cubierta de sangre. Al ser incapaz de recordar, por tu mente se desliza la fugaz sospecha de tu implicación en su muerte, pero la apartas horrorizado de tus pensamientos. Si algo o alguien lo ha matado, es posible que aún esté ahí afuera.
Echas tu temerosa mirada a un lado y otro de la noche, escrutante en busca de algún desconocido peligro. Tras unos momentos, la devuelves al cuerpo sin vida.
Notas entonces que algo parece asomar del bolsillo interior de su elegante chaqueta de tweed con coderas.


> examinar cuerpo
Está a todas luces muerto, con la cabeza cubierta de sangre. Al ser incapaz de recordar, por tu mente se desliza la fugaz sospecha de tu implicación en su muerte, pero la apartas horrorizado de tus pensamientos. Si algo o alguien lo ha matado, es posible que aún esté ahí afuera.
Echas tu temerosa mirada a un lado y otro de la noche, escrutante en busca de algún desconocido peligro. Tras unos momentos, la devuelves al cuerpo sin vida.
Notas entonces que algo parece asomar del bolsillo interior de su elegante chaqueta de tweed con coderas.


> start
Súbitamente sales del estado de estupefacción en el que te hallabas sumido.
Tu mente es un galimatías neblinoso que no acierta a recordar dónde te encuentras ni cuales habrán sido los sucesos que hayan tenido lugar, pero ante ti yace tendido en el césped el cuerpo inerte de un hombre cubierto de sangre.
A tu alrededor la oscuridad lo engulle todo salvo el tímido titilar de alguna estrella lejana. A través de la silenciosa noche aciertas a vislumbrar aquí y allá la alargada silueta de algún ciprés y los volúmenes inquietantemente esbozados de lo que sin duda son lápidas y tumbas.


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 164 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 7, 8, 9, 10, 11  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Desarrollado por phpBB® Forum Software © phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB-Es.COM